Lo conocés..? Es Jorge Noro

ESCRITO POR

Miguel A Devito

ULTIMA REVISTA

Personas y personajes de la ciudad que se presentan en primera persona. 

¿Quién sos?
Soy Jorge Eduardo Noro.
Nací y tuve mi infancia en Paraná Allí vive aún mi madre y tres de mis hermanos. Recibí educación primaria y secundaria con los salesianos.
Terminé mi secundario con el título de Maestro. Luego hice el profesorado de Filosofía. Posteriormente el profesorado superior el Letras en la universidad. Y finalmente vino una especialización en Filosofía y el Doctorado en Educación. Vivo en San Nicolás desde 1977. Soy hincha de la Academia Racing Cub.

¿Qué hacés o hiciste de tu vida?
Soy un “animal de escuela” y un apasionado por la educación, la enseñanza y los aprendizajes. Como si no hubiera podido hacer otra cosa y porque me he sentido y me siento a gusto en esa tarea. Di clases en escuelas oficiales y privadas religiosas, en San Nicolás y en Paraná, desde 1972 hasta noviembre de 2014. Fui maestro, preceptor, profesor de filosofía, de literatura, de lengua y literatura, de ciencias sociales, y otras materias, fui Director de estudio o regente, Director y Representante legal.
Tengo publicado unos diez libros en diversas editoriales, todos relacionados con Educación y Filosofía y hay muchísimas otras publicaciones y libros colgados y disponibles en diversos sitios de la web.

¿Cómo andás de amores?
La familia ha sido y es un buen respaldo. Casado en 1977, tengo dos hijos que han completado su formación en la Universidad de Buenos Aires y que viven allí, con sus respectivas familias.

¿Con qué soñás?
Los sueños siguen siendo el motivo de mi lucha que sigue intacta desde hace años: sueño con la sociedad que ponga el fundamento en la mejor educación para todos y que con ella – como cimiento firme – vaya construyendo un clima social mas humano, equitativo, solidario, en una casa común que asegure el futuro para todos.

¿Qué relación tenés con Dios?
Creo en Dios y mi fe y mi relación con Dios fue moviéndose al compás de mi desarrollo intelectual y mis estudios.
Tengo el Dios que críticamente pude ir construyendo, un Dios que necesito y considero una presencia que me exige compromiso con todo lo que debo hacer por los demás en lo que emprendo. No es un Dios que se hace cargo sino un Dios que acompaña mi acción, y es mi fortaleza en momentos de fragilidad.

¿En qué ocupás tu tiempo libre?
Leo mucho. Escribo mucho: diariamente siempre hay páginas escritas. Me gusta mucho ver series y películas. Escucho buena música. Amo las plantas y he plantado muchísimos árboles: cuido, podo, doy forma, disfruto. Me gusta viajar, cuando puedo hacerlo. Soy aficionado a la fotografía. En Buenos Aires, me gusta recorrer museos, salas de arte, ver obras de teatro… y cuando mis hijos me acompañan disfrutar de los buenos partidos de Racing en el Cilindro de Avellaneda.

Recomendanos un libro
“El Ulyses” de James Joyce
“El Quijote” de Cervantes
Y lamento dejar tantos y tan buenos, fuera.

¿Una película o serie?
“Silencio” de Martin Scorcese
“Merli” ...
Y lamento dejar tantas y tantas

¿De qué temas preferís no hablar?
De aquellos temas que incomodan a mi interlocutor. No me gusta entrar en momentos tensos de malestar ni en discusiones que se vuelven improductivas e interminables. Y no me gusta hablar de lo que no sé.

¿Qué te gusta y qué no del lugar dónde vivís?
Es una ciudad chica con una gran dimensión humana geográficamente muy bien ubicada y comunicada a través de buenas rutas con muchas ciudades. No es la ciudad que debería ser por todas las riquezas que tuvo y tiene. No ha sabido planificarse y encontrar un formato con un presente que sabe construir el futuro: ha permanecido demasiado apegada al pasado y a las tradiciones.