Jornada en perspectiva de género en “Vuelta de Obligado”

ESCRITO POR

Miguel A Devito

ULTIMA REVISTA

Fue un homenaje a las mujeres líderes y heroínas que tomaron las armas en la guerra de la Vuelta de Obligado.

Mujeres olvidadas por años por la historia oficial, entre las que encontramos a Josefa y María Ruíz Moreno, Rudecinda Porcel, Carolina Suárez, Francisca Nabarro y la nicoleña Petrona Simonino, que con su accionar contribuyeron a la gloriosa defensa de nuestra patria.

Ingleses y franceses creyeron que la sola exhibición de sus imponentes naves, sus entrenados marineros y soldados, y su modernísimo armamento bastarían para doblegar a nuestros antepasados como acababa de suceder con China. Pero no fue así: Rosas, que gobernaba con el apoyo de la mayoría de la población, sobre todo de los sectores populares, decidió hacerles frente.

Encargó al general Lucio N. Mansilla conducir la defensa.

Rosas y Mansilla decidieron concentrar la defensa en algún emplazamiento del Paraná desde donde, por su estrechez, fuera posible alcanzar a los barcos enemigos con los anticuados y poco potentes cañones con que contaba nuestra patria.

El lugar elegido fue el conocido como Vuelta de Obligado, donde el río se angosta y describe una curva en forma de "ese" que dificultaba la navegación. Allí nuestros heroicos antepasados, en un alarde de ingenio, tendieron tres gruesas cadenas sostenidas sobre veinticuatro barcazas para detener o al menos demorar el avance paso del enemigo.

Finalmente la flota invasora zarpó de Montevideo. El 8 de noviembre de 1845 entró en el río Guazú, el 10 llegaron a la bifurcación con el Pavón, donde se enteraron de que las baterías los esperaban en Obligado y en el paso de la Ramada. Siete días permanecieron en el Ibicuy estudiando la estrategia a seguir. El 17 los barcos de guerra deciden avanzar por el Guazú mientras la flota mercante quedaría a la espera en el Ibicuy.

Para colaborar con la defensa se convocó a los jueces de Paz, autoridades civiles en aquellos tiempos, para que reclutasen voluntarios en las poblaciones ribereñas. Fue así que San Pedro aportó 170 vecinos con su juez de Paz a la cabeza, Benito Urraco; 100 de Baradero liderados por Juan A. Magallanes y 30 de San Antonio de Areco a cuyo frente iba Tiburcio Lima. San Nicolás, por su parte, aportó un batallón de 200 hombres.

Hubo valientes mujeres sampedrinas y nicoleñas que lucharon a la par de los hombres y que también cumplieron importantes servicios en el cuidado de los heridos. Entre ellas se destacaron Josefa Ruiz Moreno, Rudecinda Porcel, María Ruiz Moreno, Carolina Suárez, Francisca Nabarro y Faustina Pereira, encabezadas por Petrona Simonino.

Petrona Simonino

El parte de guerra, confeccionado por el general Mansilla, la cita a Simonino de forma especial con la siguiente mención: “…tuvieron que dejar aquel lugar, bajo un fuego abrasador, para alejar las carretas del Parque, con crecido número de heridos y familias, en las cuales se distinguió por su valor varonil la esposa del capitán Silva, doña Petrona Simonino”.

La estrategia fijada por Rosas y Mansilla tuvo éxito y las grandes potencias de la época finalmente se vieron obligadas a capitular aceptando las condiciones impuestas por la Argentina y cumpliendo con la cláusula que imponía a ambas armadas, al abandonar el río de la Plata, disparar 21 cañonazos de homenaje y desagravio al pabellón nacional.

Las provincias litorales continuaron siendo parte de nuestro territorio y el Paraná es hasta hoy un río interior argentino.

El 17 de julio ayer se llevó a cabo la jornada por una "Segunda Vuelta de Obligado" con la presencia de la Senadora Provincial María Reigada, el Diputado Nacional Hugo Yasky, el secretario general de la CTA Provincia de Buenos Aires Roberto Baradel, la Ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires Estela Díaz,  la agrupación Fipca La Sanmartiniana y de más de 20 organizaciones.

Con el objetivo de avanzar en la recuperación de nuestra soberanía sobre la Vía Navegable y nuestros Puertos y revindicar a las mujeres que participaron de la batalla por la soberanía en la Vuelta de Obligado encabezadas por Petrona Simonino, se desarrollaron varias actividades a lo largo del día.

En la #segundavueltadeobligado ,reafirmando la soberanía nacional de nuestro Río Paraná, Bibiana Giglio, Concejala del Movimiento Mayo en el Frente de Todos de San Nicolás,  participó en la flota de kayaks que venía embanderando el #ParanaSoberano en la apertura de la jornada.