Hablemos de Medicina Tradicional China

ESCRITO POR

Sofía Marcone

ULTIMA REVISTA

Para comenzar a hablar de Medicina Tradicional China , es necesario que nos remontemos a más de 4000 años…
Los que sentaron las bases de la misma son tres sabios muy antiguos fundamentales en esta historia: Fu Xi, Lao Tze y Confucio. Ellos descubrieron que el conocimiento de la naturaleza, su funcionamiento, tiene una profunda relación con el funcionamiento del cuerpo humano.

La Medicina China es el resultado de un conjunto de técnicas que se han desarrollado a lo largo de milenios, y sus herramientas para aplicarlas son la Acupuntura, las Ventosas, Moxibustion, Fitoterapia, Tuina, Tai Chi, etc.

En todos los casos lo que se busca lograr, es un equilibrio a nivel físico y mental.

La Medicina China trabaja la mente, el cuerpo y el espíritu y sus resultados son comprobables en poco tiempo.

Se basa en la "Teoría del Yin Yang" (el equilibrio entre los polos opuestos.) y en la "Teoría de los Cinco Elementos" (agua, fuego, madera, metal , tierra).

El Yin está relacionado con lo femenino, con lo oscuro, con lo pasivo, con el frío, la luna, la Noche, el invierno, la lentitud.

El Yang, por su parte, se relaciona con lo masculino, el Sol, lo activo, el veranito, calor, día. Esto nos puede dar un conocimiento como está nuestro cuerpo, nuestro comportamiento.

Por ejemplo, durante el día, quizás de mañana , una persona está más activa, dinámica, enérgica ; es decir bien Yang, y ya por la tardecita, se puede tornar tu cuerpo más lento , más introspectivo, es decir más Yin.

La filosofía de esta Medicina es el Taoísmo, en el que no hay un Dios a quien venerar, porque veneran la naturaleza.

En la Teoría de los Cinco Elementos, se compara al cuerpo con ellos: al elemento Fuego corresponden el Corazón y el Intestino delgado. Al elemento Agua, el Riñón y la Vejiga), a la Madera el Hígado y la Vesícula biliar . Al elemento Metal está vinculado el Pulmón y el Intestino grueso y a la Tierra, el Bazo y el Estómago.

Son conceptos que parecen complicados para quienes somos ajenos al tema, pero muy razonables para quienes comprenden la esencia de la Medicina China, aplicada desde tiempos remotos y muy eficaz, por cierto.

Lo interesante de todo esto es, por ejemplo, que el movimiento Agua, que corresponde al Riñón/vejiga a nivel energético, tiene la capacidad de nutrir lo más profundo del cuerpo, es decir, lo más Yin. Son órganos que nutren los huesos, las articulaciones, la médula ósea. Cuando tenemos un problema de este sistema, lo que hace la medicina China, es ir al meridiano – los ríos de energía que atraviesan nuestro cuerpo- de este órgano o víscera, y tonificarlo y así nutrirlo a través de la Acupuntura.

La medicina China estudia principalmente la sangre (xue) y la energía (qi) que mueve la sangre y los líquidos orgánicos.
Oiremos hablar también de los Tres Tesoros (la Mente/espíritu que ellos llaman Shen), el Qi (que es la parte energética) y el Jin (que es la esencia y la herencia).
Permanentemente se busca el equilibrio entre estas tres razones.

La Medicina Tradicional China trata todo tipo de patologías, pero también se recomienda una sesión de acupuntura para prevenir y potenciar las capacidades físicas y psíquicas. Se potencia el Qi, -la sangre -y así se fortalece el sistema inmunológico.
No posee efectos secundarios y su efectividad es contundente y tangible.

Más con Sofía Marcone