Del otro lado del mundo a San Nicolás

ESCRITO POR

Estela Oddone

ULTIMA REVISTA

La migración enriqueció la sociedad Argentina, con olas que llegaron en distintos momentos históricos. Con esos extranjeros que llegaron a nuestras tierras se formó lo que somos. 

 Soy Park Seong Il y mis esposa Kim Yong Yeon. Somos de Corea del Sur, nacidos en ciudad costera de Busan y mi esposa en Gimcheon.  Llegamos a la argentina en el año 1986 y estamos en  San Nicolás desde 1996. Elegimos este país porque nos ofrecía  la esperanza de una mejor vida. En ese momento Corea del Sur estaba atravesando una dictadura militar y por eso quería salir de ahí. Económicamente estaba creciendo bastante pero no había libertad.

Al principio cuando llegamos a Capital federal,  teníamos una empresa textil y una vez que llegamos a San Nicolás nos dedicamos a ser comerciantes de indumentaria femenina. Tenemos 3 hijos nacidos aquí, 2 hijos y una hija. Ellos cursaron el secundario aquí y estudiaron sus estudios universitarios y terciarios en Capital Federal. Tenemos una excelente relación con nuestros amigos y vecinos argentinos.

¿Han regresado a su país de origen? ¿Siguen relacionados habitualmente? ¿De qué manera?

Sí, regresamos a Corea del Sur, una vez que tuvimos una mejor situación económica. Todavía nos comunicamos con ellos a través de una app muy parecida a WhatsApp llamado KakaoTalk (allá lo usa más del 90% de la población) mediante mensajes y videollamadas.

¿Qué extrañan de su cultura? (artefactos, comida, arte, ropa, etc) Qué costumbres debieron cambiar abruptamente?

En cuanto a lo que extrañamos es la cultura. Es una cultura muy especial y homogénea. No hay mezcla de cultura, y aunque haya extranjeros en Corea eso no cambia las tradiciones y creencias. Somos un país muy antiguo, tenemos una historia que tiene miles y miles de años. Y extrañamos también la comida, comida tradicional que no hay acá. Eso fue lo más dificil, tratar de adaptar el paladar, y encontrar maneras de hacer nuestra comida con los ingredientes de aquí.

¿Sienten que están integrados a nuestro país? ¿Lo conocen? ¿Han viajado por él?

Si, sentimos que estamos integrados a este país. Nos tratan muy bien y adaptamos su cultura, como comer asado y su ritmo más tranquilo de vida (allá es muy agitado). En cuanto viajar, fuimos a todas las provincias de la argentina, nos enamoramos de este país con sus diversos climas y cultura.

Un poco cuando llegamos al país no sabíamos hablar bien pero ahora estamos genial, ya que nos adaptamos bien al país, Argentina es un país muy aceptador en general con inmigrantes si lo comparamos a otros países. Tenemos muchos amigos argentinos, tenemos más relación con ellos, incluso más que de nuestra comunidad en ciertos aspectos ya que nos vemos casi todos los días, viajamos, salimos, comemos, pescamos juntos…

 

Lo importante de adaptarse a otro país es pensar que no hay un ellos, hay un nosotros. Porque sino, nunca podes realmente adaptarte y ser aceptado a otro país, si hay un pensamientos muy rígido de los pensamientos y costumbres. Es cuando fusionas, y agarras lo mejor de cada cultura, que tenés una mejor idea de como gira el mundo.

Y la pandemia nos afectó como a todos. Económicamente y no poder salir mucho a hacer alguna actividad recreativa.