Centenario del Club Sportivo Nicoleño

ESCRITO POR

Eduardo Bluhn y Javier Tisera

ULTIMA REVISTA

El pasado 24 de mayo, el Club Atlético Sportivo Nicoleño, la tradicional entidad de calle Maipú, cumplió sus primeros cien años de vida. La institución celebró su centenario con un emotivo almuerzo que reunió a más de 120 personas, entre socios, allegados y autoridades invitadas.

Orígenes

El club nació, como muchísimas organizaciones sociales y barriales de todo el país, durante el primer gobierno yrigoyenista. En ese período, coincidente con la Primera Guerra Mundial, se registró en toda América Latina – y muy particularmente, en Argentina – un fuerte proceso inmigratorio protagonizado por miles de europeos escapaban de la tragedia bélica y sus miserias buscando horizontes de paz y prosperidad. El gobierno de la época, consciente de la necesidad de integrar a las distintas culturas que se incorporaban a nuestra sociedad, impulsó una fuerte política de promoción de entidades sociales, deportivas y culturales.

El
Club Atlético Sportivo Nicoleño fue fundado el 24 de mayo de 1919 por
iniciativa de un grupo de amantes del fútbol que se reunían habitualmente en distintos
bares y clubes de la ciudad, y que en un momento coincidieron en la necesidad
de crear una institución propia que los representara. Las crónicas de la época
recuerdan los nombres de Esteban Fiandesio, Carlos Del forno, Avelino Sanabria,
Eduardo Dabove, Luis Cicchetti, Juan Pastó, los Hermanos Evangelista e Higinio
Romero, Luis Cicchetti, Juan Baulíes y Héctor Esquivel, entre otros, como
promotores de la iniciativa.

La
primera Comisión Directiva del Club Sportivo estuvo integrada por Juan Baulies
(Presidente), Carlos Onetto (Vicepresidente), Sebastián Mulet (Secretario),
Luis Cichetti (Tesorero), Juan Platti (Protesorero), Juan Pastó y Raúl Mora
(Vocales), Héctor Esquivel y Francisco Pasquetti (Revisores de cuentas).

Actividades

Fiel
al espíritu de sus fundadores, el Club Atlético Sportivo Nicoleño estuvo desde
sus orígenes fuertemente vinculado al fútbol, disciplina a la que dedicó sus
mejores esfuerzos. Así, cuando en 1927 se fundó la Liga Nicoleña de Fútbol –
que inicialmente se denominó Liga Deportiva Nicoleña –, el Club Sportivo estuvo
presente, no sólo como socio fundador, sino también aportando uno de sus
mejores hombres (el Profesor Américo Varela) como primer presidente de la
flamante asociación. Tiempo más tarde, la Liga Nicoleña de Fútbol, que no tenía
casa propia, funcionó por varios años en la sede social de calle Maipú 164.

¿Conoce a alguno de estos entusiastas?

A
partir del año siguiente (1928), se inició formalmente la disputa de los
torneos oficiales de fútbol organizados por la Liga, en los que el Club
Sportivo tuvo destacada y exitosa participación, hasta lograr su máxima
consagración con la obtención del título de Campeón Nicoleño en 1948.

La
pasión por el fútbol pronto se extendió a las categorías infantiles. En efecto,
cuando comenzaron a disputarse los torneos de baby-fútbol y, sobre todo, a
partir de la creación de la Liga Nicoleña de la especialidad, el Club Sportivo
también inscribió su nombre en esta organización y tuvo una importante
presencia en la especialidad durante muchos años. Fue fundamental, en este
sentido, la quinta de Barrio Los Viñedos, cedida por la Familia Vercelli, donde
se concentró toda la actividad del fútbol infantil. 

A
esa disciplina fundacional, se fueron sumando, con el correr del tiempo, otras especialidades  deportivas (fundamentalmente, bochas y, en
algún momento, boxeo) y actividades sociales y culturales (bailes, reuniones
familiares y juegos de salón). Todavía se recuerdan con emoción los bailes que,
con singular brillo y concurrencia de socios y vecinos, se realizaron en las
décadas del ’40, ’50 y ’60.

Decadencia y ostracismo

Pero
no todo fueron éxitos en estos cien años. Como parte de un lento proceso de
deterioro social y económico que afectó a la gran mayoría de los clubes de
barrio en el país, la institución fue perdiendo gradualmente socios y disminuyendo
sus actividades a partir de los años ’70. Finalmente, y pese al esfuerzo de
varias Comisiones Directivas que lucharon para escapar a la crisis, el Club
Sportivo debió cerrar definitivamente sus puertas.

La recuperación

Mucho
tiempo después, – ya en el año 2012 – y luego de varios años de ostracismo, un
grupo de antiguos socios y allegados a la entidad comenzó a reunirse con la
intención de recuperar el viejo club, formalizar reglamentariamente su
Personería Jurídica y constituir una nueva Comisión Directiva que la condujera.

El
2 de julio de ese año, se realizó en la antigua sede de Maipú 164 una Asamblea
General Extraordinaria, en la que se dispuso recuperar la vida institucional
del club, se aprobó el Estatuto Social, se designó la primera Comisión
Directiva del nuevo período y se encomendó a un grupo de socios la tramitación
formal de la Personería Jurídica del club. Integraban esa primera Comisión
Directiva: Agustín Cordisco (Presidente), Solange Ruybal (Vice-Presidenta),
Manuel Coronel (Secretario), Hugo Ruybal (Tesorero), Juan Herrera y José
Ragolía (Vocales Titulares), Ernesto Concilio y José Suárez (Vocales
Suplentes), y Osmar Dutruel, Arnaldo Silenzi, Néstor Tambutto y Reynaldo
Vercelli (Revisores de Cuentas).

Toda
la documentación legal fue elevada a la Dirección Provincial de Personas
Jurídicas, organismo que, finalmente, el día 12 de diciembre de 2012 y mediante
Resolución Nº 9827/12, reconoció la Personería Jurídica al Club Atlético Sportivo
Nicoleño, bajo Matrícula Nº 39834 y Legajo Nº 59691. Posteriormente, las
sucesivas Comisiones Directivas obtuvieron el reconocimiento de la Municipalidad
– como Entidad de Bien Público Nº 120 – y de la Secretaría de Deportes de la
Nación, en el Registro Nacional de Clubes, con el Nº RNC Nº 00397. El club se
encuentra totalmente al día con sus obligaciones legales y reglamentarias, y en
plena actividad.

La nueva etapa

A
partir de su recuperación, el club se ha convertido en un vigoroso y dinámico
centro social, cultural y deportivo. En la actualidad, se desarrollan en la
antigua sede de Maipú 164, convenientemente restaurada y mejorada, numerosas actividades,
a saber:  Escuelas de Yudo, Acrobacia en
Telas, Taekwondo, Artes marciales (Tai Chi), Danza clásica (inicial) y Hatha
yoga, La Revuelta Literaria, Club de Tango y Centro de Estudios Políticos
Scalabrini Ortiz; todo ello, además de reuniones sociales, familiares y
recreativas.

El Club Atlético Sportivo Nicoleño ha restablecido su lugar en la vida social de la ciudad y ya forma parte innegable de su patrimonio. Su ejemplar recuperación institucional, su historia centenaria y la rica experiencia de muchas generaciones que crecieron y se desarrollaron en sus instalaciones, así lo testimonian.

Mientras los ríos corran al mar y haya estrellas en el cielo, debe durar en mi memoria los 100 años del Club Spotivo Nicoleño, agradecer haber estado y ser protagonista.
Lo hicimos por convicción, nos reconforta la sensación de que hemos hecho exactamente lo que debíamos hacer, saldando la deuda de este club, encontrándose con la comunidad y su barrio nuevamente.
Aún sigo contestando en nombre del Club y de la Comisión Directiva tanta demostración de afecto llegados a través de mensajes. 100 años de una asociación sin fines de lucro como es la base jurídica de un club de barrio es un orgullo para los presentes y lo que la historia registra, valioso y atractivo de vivencias, junto al desarrollo de San Nicolás.
Sentir el apoyo de las asociaciones amigas club del tango San Nicolás, la Revuelta Literaria, los grupos de cultura, del pensamiento y del deporte. Los vecinos, amigos, periodistas, empresas, comercios, peña de los miércoles, socios. Agradecer a todos.
La amistad fortalece y consolida una conciencia, en beneficio de este espacio recuperado para la cultura, el arte y el deporte de salón .

Luis Miras, presidente del CSN